viernes, 17 de agosto de 2012

QUEMAR


El verbo quemar hace alusión a consumir algo con el fuego, pero metafóricamente el panameño también lo usa para indicar la infidelidad marital. En nuestra península Quema es el nombre de un cerro, como si la denominación quisiera indicarnos que su explotación podría sumirnos en llamaradas de destrucción. Y quema el paisano la tierra y en los basureros se queman los desperdicios, aunque el humo nos ahogue y nos conduzca al neumólogo. Se quema el planeta y nadie parece importarle. A lo mejor tendremos que salir a  la calle gritando “fuego”, “fuego”, para que arriben por allí los bomberos y apaguen de una vez por todas el incendio que consume al astro que habitamos.

No hay comentarios.: