jueves, 10 de octubre de 2019

LA PENÍNSULA EN 1904




En la Gaceta Oficial # 26 del 6 de junio de 1904 se publicó una relevante disposición jurídica encaminada a promover el desarrollo nacional y con evidente repercusión para la región peninsular azuerense. Me refiero a la Ley # 52 de 20 de mayo de 1904 que establece lo que denomina “mejoras materiales”.
Afirma el decreto que de la suma que ha recibido la nación, producto de la Convención Ístmica del Canal de Panamá, se destinarán 3 millones 250 mil pesos ($3,250,000.00) para inversiones públicas del bienio que concluye en el año1906.
En lo que atañe a la provincia de Los Santos, que para aquellas calendas incluía la actual jurisdicción herrerana, se asignan 350 mil pesos, lo que representa el 10.7% de la totalidad del fondo nacional arriba indicado. Y allí aparecen listadas las obras que han de ser atendidas en la jurisdicción santeña. A continuación, los proyectos que se estiman prioritarios.
Detalle de obras a construir en la provincia de Los Santos
“. Puente del río Santamaría . Puente del río Escotá  . Puente del río “La Villa” . Puente en el río de Parita, camino de Chitré . Puente en el río Guararé . Puente del río Parita en el paso de “Las Marciagas” . Puente colgante en el río Esquiguita, camino de Pesé a Los Pozos . Puente colgante en este mismo río y en el de “La Villa”, camino de Pesé a Macaracas . Construcción de un edificio para la Escuela Superior en Chitré . Reparación de las casas para oficinas públicas que posee el Gobierno en la Provincia . Construcción de un edificio para Cuartel de Policía y Cárcel en la ciudad de Los Santos. Reparación de la casa de dos pisos de propiedad del Gobierno, que existe en Pesé . Auxilio de cinco mil pesos ($5,000.00) para la construcción de Cementerio en Pesé . Limpieza y canalización del puerto de Chitré en el río de “La Villa” . Limpieza del puerto de Parita. Limpieza del puerto de Guararé . Limpieza del puerto de Mensabé . Limpieza del puerto de Tonosí . Reparación de la carretera de la ciudad de Los Santos al puerto, y construcción de sus correspondientes puentes y calzadas . Reparación de la carretera de Chitré al puerto y construcción de sus correspondientes puentes y calzadas . Reparación de la carretera de Parita al puerto, con sus correspondientes puentes y calzadas . Reparación de la carretera de Mensabé á Las Tablas, y construcción de sus correspondientes puentes y calzadas . Reparación de la carretera de Tonosí al puerto, con sus correspondientes puentes y calzadas . Reparación de la carretera Chitré á Pesé y á Ocú, y construcción de calzadas y puentes necesarios . Reparación de la carretera de Los Santos a Macaracas . Reparación de la carretera de Los Santos á Las Tablas y Pedasí . Construcción de puentes y calzadas necesarios de Chitré á Santamaría y de Parita a Pesé . Reparación del camino de herradura de Tonosí á Las Tablas y del Tonosí á Macaracas . Reparación del camino de herradura de Pesé á Los Pozos . Reparación del camino de herradura de Pesé á Las Minas . Compra de ciento cincuenta (150) faroles para el alumbrado público de la capital de la Provincia y para distribuir entre los Municipios de la Provincia que costeen el de sus cabeceras . Auxilio de cinco mil pesos ($5,000.00) al Distrito de Las Tablas para la construcción del Cementerio . Construcción de un edificio para la Casa Municipal de Las Tablas . Construcción de un edificio en Guararé para Casa Municipal . Carretera de Guararé al río del mismo nombre . La relección del Hospital San Juan de Dios de la Ciudad de Los Santos, para lo cual se destina la suma de diez mil pesos ($10,000.00)”
Relevancia de la ley
El listado de proyectos es relevante por muchos motivos. Nos brinda indirectamente un panorama del estado de la región al inicio de la vigésima centuria, 1904, a poco de habernos separado de Colombia y a no mucho de las penurias que generó la Guerra de Los Mil Días.
Los proyectos se centran, mayoritariamente, en la reconstrucción de las vías de comunicación terrestre, en conexión con los puertos regionales. Carreteras,  calzadas y puentes son la tónica. Además, es evidente que el ejecutivo quiere dignificar las oficinas en donde se realizan trámites administrativos, lo que explica el énfasis en las edificaciones municipales.
Algunos servicios en abandono, aunque en menor grado, son atendidos. Tales los casos de hospitales, cementerios y cárcel pública, como aconteció con la ergástula de la Villa de Los Santos. Interesante resulta constatar el deseo de dotar de faroles a los pueblos.
Tal y como sucedió en siglos anteriores, observamos que aún persiste una diferencia notable, en términos del desarrollo regional,  entre la sección oriental (Divisa a Pedasí) y el área occidental de la zona. Nótese que la referencia a caminos de herradura (estrechos y para el tránsito de animales) son los que se listan en el área occidental, que comprende a Los Pozos, Las Minas, Macaracas y Tonosí
En 1904 todavía no existe la carretera que el doctor Belisario Porras Barahona construye en la década del veinte del siglo XX. Los proyectos listados dejan traslucir una región incomunicada, tanto entre los pueblos, como entre éstos y la capital de la república, porque el nexo con la última se establece mediante los puertos, de allí la atención que reciben. Hay solo una referencia a centros educativos primarios, la Escuela Superior de Chitré.
Al parecer el mejoramiento de las condiciones de vida no fue fácil en las primeras décadas del siglo, porque se arrastran problemas sociales que provienen del siglo XIX y aún del período colonial. El 24 de diciembre de 1929, por ejemplo, el gobernador de la provincia de Herrera, don Luis Ríos R., al referirse al estado de la higiene y salubridad pública escribe:
“El Hospital de Chitré se encuentra en pésimas condiciones, el Gobierno ha prometido construir uno nuevo, bien acondicionado y con la capacidad suficiente como auxiliador que es de esta cabecera de infinidad de pacientes de la Provincia de Los Santos. Los pueblos de la Provincia de Herrera, están contentos con esta promesa que esperan que su excelencia, la condense en una bella realidad.”
Lo relevante en todo caso, estriba en constatar que existe la voluntad política de impactar las zonas interioranas y promover en ellas algún grado de desarrollo, se busca integrarla al desarrollo y despertarlas de la somnolencia en que estaban sumidas. Los años veinte serán testigos de ese empeño del liberalismo istmeño, que si bien cometió errores, no se le pueda escatimar el positivo esfuerzo realizado. Lo que aconteció después – con sus altas y bajas- ya es conocido y escapa al objetivo del presente escrito. Por lo pronto, el decreto en comento logra aproximarnos al mundo social en que moraron las familias santeñas al inicio del siglo XX.
.......mpr...
En las faldas de cerro El Barco, Villa de Los Santos, a 8 de octubre de 2019.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario