19 marzo 2022

FUNDAMENTOS DE LA BANDERA DE LA PROVINCIA SANTEÑA

 



La gloriosa bandera de la Provincia de Los Santos tiene una historia hermosa. Su existencia está ligada a las luchas por la libertad y la unidad latinoamericana. El diseño procede del modelo que ideara el precursor de la independencia, general venezolano Francisco de Miranda, en la primera década del siglo XIX. En efecto, a medida que los países bolivarianos se emancipan, reconocen la bandera y se adoptan los listones tricolores como emblema de las nuevas naciones.

En el caso panameño eso mismo aconteció con el Primer Grito de Independencia del 10 de noviembre de 1821, dado en la Villa de Los Santos, y una serie de adhesiones en poblados como Las Tablas, Natá y otras circunscripciones que respondieron al llamado de la patria.

Desde entonces la bandera santeña flamea en la tierra del Canajagua como verdadero e irremplazable símbolo del santeñismo y del grupo humano que supo declararse libre del sistema monárquico para adherirse a las proclamas de libertad que se pregonaban desde los tiempos de la Revolución Francesa.

Escuchar y educar con la verdad HISTÓRICA

Toda bandera tiene su historia, de hecho, la creación está ligada a acontecimientos relevantes que marcan el devenir del sistema social. Los emblemas surgen como símbolos para representar a un grupo humano o para reconocer a la agrupación social a la que pertenecen. Se comprende, en consecuencia, que los escudos y banderas fueron asumidos por el poder militar, político, económico y religioso.

En nuestro caso la existencia de la bandera santeña no puede ser puesta en duda. Así, la Procuraduría de la Administración emitió su opinión (C-N.º 144 del 17 de julio de 2003, pág. 3) en la que deja bien claro la oficialización de la bandera histórica santeña. El ente administrativo afirma en contestación emitida a raíz de la consulta jurídica realizada por los ediles de la Provincia de Coclé, cuando éstos buscaban legalizar la bandera propia, lo siguiente: La Provincia de Los Santos cuenta con su bandera provincial desde 1821, bandera oficializada, mediante acto firmado por el Secretario de la Gobernación de aquella época y con el sello de Gobierno y Justicia”.

Los hechos históricos abundan. Por ejemplo, en el libro de Francis O’Connor D’arlach (INDEPENDENCIA AMERICANA, pág. 7), militar inglés muy ligado a Simón Bolívar y en aquella época coronel del ejército libertador de Colombia y general de división de los de Perú y Bolivia, estando presente en la ciudad de Panamá describe la confección de la bandera bolivariana en los siguientes términos:

“En aquellos mismos días fondeó en el puerto un buque procedente de la China, en el que compré un cajón de te y una buena cantidad de finísima seda, con los colores del pabellón de Colombia: -amarilla, azúl y colorada- de la que mandé hacer una hermosa bandera para mi batallón “Istmo”

El documento anterior y una segunda respuesta de la Procuraduría de la Administración (C-51-16 del 28 de abril del 2016) dejan en claro que la provincia santeña posee una bandera cuya existencia tiene, en el presente, el mismo valor que al momento en que elevó los ánimos para empuñarla en señal de libertad.   Hace poco esta tierra del Canajagua, del Coronel Segundo de Villarreal, de Belisario Porras Barahona, Gelo Córdoba, Manuel Fernando Zárate y demás protagonistas de nuestra historia, celebró el Bicentenario de la independencia de Panamá de España y entre las tres banderas que conformaron el logo nacional se escogió nuestra bandera tricolor: azul, amarillo y rojo.

Larga vida a la bandera santeña: histórica, cívica y libertaria.

La provincia de los santos ya tiene su bandera

En nuestro país tenemos un rarísimo tesoro que ya en otros países de América del Sur saben que representa la herencia dejada por Miranda y Bolívar. Utilizar oficialmente la tricolor enseña es señal de que reconocemos el mensaje de unidad, herencia cultural y legado de los próceres que ella encarna.

Cada persona nacida en la provincia debe lucirla con sano orgullo, colocarla en las casas, autos, oficinas, parques y similares. Y, en especial, cada 3, 4, 5, 10 y 28 de noviembre debería estar izada junto a la bandera nacional, rindiendo tributo a la enseña nacional y fortaleciendo nuestra identidad regional.

Es un honor, un privilegio, tener en nuestro haber semejante legado. Y como un tesoro nacional debemos enaltecerla y mostrarla públicamente con el orgullo de ser de una tierra de héroes.

¡Viva la bandera santeña!

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario