lunes, 23 de abril de 2012

LIBRO....LIBRO.....LIBRO


Escaparate de la cultura o las palabras que se apretujan para hablarnos desde sus garabatos tipológicos. Páginas de la vida y del trajinar del hombre, en lo que éste tiene de ensueños, promesas y desatinos. El libro es la canción que no muere, la memoria de la ciencia y el arte.  Se toma en las manos y se puede escuchar a Aristóteles, Platón, Descartes, Unamuno, Bolívar, Martí, Porras; así como una pléyade de académicos y de hombres del campo que renacen en nuestra mente. Y poco importa que tenga hojas, se mimetice en el ordenador o se convierta en libro electrónico, porque siempre será la voz de la humanidad. Lo que hace falta es valorarlo, justipreciarlo, para que sea el encanto de los niños, la herramienta intelectual del joven, un grito en la oscuridad o el consuelo de una plácida vejez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario