jueves, 2 de agosto de 2012

SEQUÍA

Sequía, fotos de Alcibíades Cortés
El sol abrasa, casi quema y los espejismos se dibujan sobre la llanería calcinada por la estrella luminosa. En los fundos la vaca muge, hambrienta y sedienta. Parado en su potrero, el agricultor-ganadero mira en la distancia. Piensa en San Isidro y las rogativas que acaso le obrarán el milagro. Cielo despejado, no se ve una sólo nube gris sobre albo cielo. Otra sequía en Azuero, escasez de agua y de políticas agropecuarias. No hay respuestas, ni del cielo ni de la tierra, pero el paisano no se queja. Carácter estoico el de él y de su mujer de hábitos espartanos. A comenzar otra vez, como si nada, hasta la próxima sequía.

No hay comentarios.: