martes, 11 de septiembre de 2012

ORDEÑAR


Dice la Real Academia Española de La Lengua (RAE) que ordeñar es extraer la leche exprimiendo la ubre. Se dice y se escribe fácil, pero para el pequeño ganadero es otro cantar. Levantarse temprano bajo la lluvia incesante y el garrafón que pesa en las aguaderas del caballo por el camino lleno de fango. Manos callosas para ordeñar, mientras otro consume el lácteo en la placidez del aséptico envase Tetra Pack. Mucho trabajo y esfuerzo para el ganadero y su peón. Allí, sentado sobre la banqueta, sin pensar que otro exprime la ubre jugoso de la teta del estado. Hay muchas maneras de ordeñar, pero la del paisano es la éticamente correcta.

No hay comentarios.: